miércoles, 15 de septiembre de 2010

NOTICIAS CIENTIFICAS

EL COMETA QUE EXPLOTA CADA 50 DÍAS.
(ABC.es)
La roca estalla con tanta intensidad que se ilumina más de cien veces y puede ser observada con un telescopio de aficionado.

Científicos españoles del CSIC han descubierto que un cometa ubicado entre Júpiter y Saturno sufre estallidos cada 50 días. Tras más de tres años de estudio, los investigadores han comprobado que la roca, denominada 29P/Schwassmann Wachmann y que tiene una órbita casi circular alrededor del Sol, sufre siete explosiones luminosas al año de media, más del doble de lo que se pensaba. Este extraño comportamiento tiene una sencilla explicación.
Imagen artística de un estallido del cometa (izda.) y imágenes antes y después del estallido // INSTITUTO DE ASTROFÍSICA DE CANARIAS.

Los resultados de sus observaciones, publicados en el último número de la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, señalan que el origen de este fenómeno se encuentra en la existencia de pequeñas regiones en la superficie del cometa que son ricas en hielos.
Los investigadores, liderados por Josep Maria Trigo, sugieren que cuando estas regiones, debido a la rotación del cometa, quedan expuestas a la radiación solar, se produce una brusca sublimación de los hielos (cambio de la materia sólida al estado gaseoso). La presión del gas hace que sean arrastradas partículas de tamaño micrométrico, lo que origina los estallidos, capaces de incrementar la luminosidad del cometa más de 100 veces.
“Tales explosiones en la superficie del cometa producen chorros de partículas que se expanden desde el núcleo a una distancia de decenas de miles de kilómetros. Las partículas de polvo de la coma del cometa crean densas cortinas que reflejan la luz solar, por lo que los estallidos son incluso fácilmente detectables con telescopios de aficionados”, explica Trigo, que trabaja e
El cometa 29P/Schwassmann Wachmann 1 se mueve alrededor del Sol en una órbita casi circular situada unas seis veces más lejos de la estrella que la Tierra. Eso hace que la temperatura media de la superficie sea de unos 113 grados centígrados bajo cero, por debajo de la temperatura de sublimación del agua, que compone la mayor parte del hielo que lo conforma. Se ha estimado que, con sus estallidos, este cometa inyecta la mayor parte de las partículas de polvo presentes entre Júpiter y Saturno.
Según el investigador, el estudio detallado de los estallidos en los cometas proporciona importantes claves sobre la composición, el comportamiento físico y la estructura interna de estos primitivos objetos, que prácticamente no han sufrido alteraciones desde el origen del Sistema Solar.
PRIMERA MISIÓN ORBITAL EN LIBRACIÓN TIERRA-LUNA
(EuropaPress)
La nave Artenis realiza investigaciones magnetosférica, midiendo partículas y campos eléctricos y magnéticos.
En agosto de 1960, la NASA lanzó su primer satélite de comunicaciones, el Echo 1. Cincuenta años más tarde, la NASA ha logrado otra primicia mediante la colocación de la nave Artemis-P1 en una órbita única detrás de la luna, ya que en realidad no orbita alrededor de la luna misma.

Este tipo de órbita, llamada órbita de libración Tierra-Luna , se basa en un balance preciso de la gravedad del Sol, la Tierra y la Luna para que una nave puede orbitar alrededor de una ubicación virtual en lugar de sobre un planeta o luna. Los diagramas muestran la órbita completa Artemis-P1 sobreveolando en las proximidades de la luna.

Artemis-P1 es la primera nave que navega y realiza operaciones de mantenimiento alrededor de la Tierra en los puntos lunares de Lagrange L1 y L2. Hay cinco puntos de Lagrange asociados con el sistema Tierra-Luna. Los dos puntos más cercanos de la luna son de gran interés para la exploración lunar. Estos puntos se denominan L1 (que se encuentra entre la Tierra y la Luna ) y L2 (situado en el lado lejano de la Luna desde la Tierra), cada 61.300 kilómetros por encima de la superficie lunar.

El trayecto es de 14 a 15 días para completar una revolución alrededor, ya sea el punto L1 y L2. Estas órbitas distintivas en forma de riñón son dinámicamente inestables y requieren un seguimiento semanal de personal de tierra. Las correcciones para mantener la estabilidad se realizan con regularidad utilizando propulsores a bordo.

Después de que la nave Artemis-P1 ha completado sus primeros cuatro revoluciones en la órbita L2, la nave Artemis-P2 entrará en la órbita L1. Las naves obtendrán asi dos observaciones magnetosféricas desde lados opuestos de la Luna durante tres meses; a continuación, Artemis-P1 se moverá hacia el lado L1 donde ambos permanecen en órbita por un período adicional de tres meses.

Con la disposición de las naves en lados opuestos y luego en el mismo lado, se podrán recoger nuevos datos científicos sobre el sistema Tierra, Sol, Luna. Artemis utilizará mediciones simultáneas de partículas y los campos eléctricos y magnéticos a partir de dos lugares para proporcionar la primera perspectiva tridimensional dcómo la aceleración de partículas energéticas se produce cerca de la órbita de la Luna, en la magnetosfera distante, y en el viento solar.

Artemis también recogerá observaciones sin precedentes del medio ambiente espacial tras el lado oscuro de la Luna - el mayor vacío conocido en el sistema solar - por el viento solar . A finales de marzo de 2011, ambas naves maniobrarán en órbitas elípticas lunares donde continuarán observando la dinámica de la magnetosfera, el viento solar y el medio ambiente espacial a lo largo de varios años.

EN GRECIA ANTIGUA AVISTARON AL COMETA HALLEY
(BBC Mundo)
Nueva evidencia sugiere que un acontecimiento celestial visto por los antiguos griegos podría ser el primer avistamiento del cometa Halley.
La reconstrucción de la trayectoria del cometa coincide con los informes antiguos. // Foto NASA.

Según escritores antiguos, un gran meteorito se estrelló en el norte de Grecia en el siglo V antes de Cristo.

Los autores también describieron haber visto un cometa en el cielo en el momento en que el meteorito cayó a la Tierra, pero este detalle ha recibido poca atención, afirman expertos.

El cometa Halley habría sido visible durante unos 80 días en 466 a.C., afirmaron los investigadores en la publicación científica Journal of Cosmology.

La publicación científica New Scientist informó que, hasta ahora, el primer avistamiento probable del cometa fue una órbita en año 240 a.C., un suceso registrado por astrónomos chinos.

Si los nuevos resultados se confirman, los investigadores de la Brigham Young University, en Utah, Estados Unidos, habrían conseguido hacer retroceder 226 años, la fecha de la primera observación del cometa Halley.

La última idea se basa en relatos de autores antiguos y se refiere a un meteorito que se dice aterrizó en el norte de Grecia Helesponto en el 466 a.C. y el 467 a.C.

La roca espacial cayó durante el día y era del tamaño de "un vagón", según fuentes antiguas.
En el siglo 11, el cometa Halley fue representado en el tapiz de Bayeux.

El objeto, descrito como de un color "quemado", se convirtió en una atracción turística por más de 500 años.

En el oeste

En su obra Meteorología, Aristóteles escribió acerca del evento alrededor de un siglo después de que ocurriera.

Según él, a la misma hora que el meteorito cayó "un cometa era visible en el oeste".

El astrónomo Eric Hintz y el filósofo Daniel Graham, ambos de la Brigham Young University, reconstruyeron la trayectoria probable del cometa Halley, para ver si coincidía con las observaciones antiguas.

Calcularon entonces, que el cometa Halley podría haber sido visible durante aproximadamente 80 días entre principios de junio y finales de agosto en el año 466 a.C., dependiendo de las condiciones atmosféricas y la oscuridad del cielo.

"Es difícil retroceder tan lejos en el tiempo. No es como un eclipse, que en realidad es predecible", indicó Eric Hintz a la BBC.

"Pero nos sentimos bien sobre el cálculo. Si (la observación) en el 240 a.C. es aceptada, este avistamiento tiene una posibilidad bastante sólida".

La reconstrucción de la trayectoria del cometa coincide con los informes antiguos, que dicen que el cometa fue visible durante unos 75 días.

Los investigadores señalan que si bien los chinos y babilonios mantuvieron registros meticulosos de los fenómenos celestes desde hace siglos, los antiguos griegos no lo hicieron.

No obstante, los relatos griegos proporcionan información importante, afirmaron Graham y Hintz, como por ejemplo, el período de visibilidad del cometa desde la Tierra.

No hay comentarios: